Qué es el Cross Docking y cómo puede ayudarte en tu estrategia logística

Con el gran aumento de las compras online tras la pandemia, la logística también se ha visto  acelerada para poder atender el gran aumento de la demanda.

Y es por eso que en la entrada de hoy te traemos una técnica logística quizás no muy conocida pero eficaz, el cross-docking o cruce de muelle.


El cross-docking es una técnica logística basada en distribuir directamente la mercancía recibida al usuario sin pasar por un período de almacenamiento previo.

Lo que hace diferente a este proceso logístico es que se consolida y preparan los pedidos provenientes de diferentes proveedores para su envío a varios destinos (puntos de venta o clientes).

Este tipo de estrategia logística puede adaptarse a cualquier tipo de mercancía: a materias primas, artículos terminados…

Al evitar o disminuir el almacenamiento, no es necesario realizar el proceso de picking, lo que consigue que el valor del producto no se vea perjudicado y reduce las probabilidades de obsolescencia de los productos, cuyos ciclos de vida cada vez son más cortos.


El proceso por el que pasa esta técnica logística es el siguiente:

1. Los proveedores realizan un programa de distribución.

2. Recepción de la mercancía en almacén.

3. Se registra y supervisa la carga recibida (control de calidad).

4. Se vuelve a embalar, se preparan los pedidos y se expide la mercancía.




Existen 3 tipos de cross-docking, cada uno creado para satisfacer necesidades de demanda diferentes. Los tipos de cross-docking que existen son:


- Predistribuido:

Es el modelo de cross-docking más básico. El proveedor ya ha tenido en cuenta la demanda final y tiene las unidades de carga preparadas y organizadas. En este modelo, el cross-docking se limita a recibir y expedir mercancías sin mayor intervención de los trabajadores del almacén.


- Consolidado:

En este modelo, las mercancías sí deben de ser manipuladas para adaptarlas a los requerimientos del cliente final, por lo que las unidades de carga recibidas deben de ser trasladadas a una zona de cross-docking o área de acondicionamiento donde se examinan y se ajustan a los pedidos demandados.


- Híbrido:

Es el modelo más complicado de todos por qué se deben de preparar los pedidos con dos mercancías: la que proviene de los camiones recibidos y la que ya está almacenada.

En este modelo también es necesario hacer uso de la zona de acondicionamiento.

Es un modelo flexible que permite hacer frente a una mayor variedad de situaciones, pero que exige que todas las tareas que estén ligadas a esta operación estén coordinadas de forma eficaz.


Muchas empresas están utilizando el cross docking para suplir sus necesidades dentro de una cadena de suministro omnicanal para mejorar el contacto entre el cliente y la empresa a través de muchos canales simultáneamente.

Aún así, como en todo, este modelo también tiene una serie de ventajas y de riesgos que se deben de tener en cuenta antes de adoptarlo para tu ecommerce.


Ventajas de aplicar el cross docking:

- Es una estrategia más respetuosa con el medio ambiente.

- Ahorra espacio en almacenamiento, lo que se traduce en un ahorro en costes de inventario.

- Mejora la eficiencia y la productividad dentro de la cadena de suministro.

- Disminuye el número de operaciones y el manejo de cargas. Desaparecen etapas intermediarias como el picking y el almacenaje.

- Al reducir el stock, facilita la tarea de manipulación y reubicación de la mercancía.

- Aumento de la productividad de los operarios del almacén.

- Acorta los plazos de entrega y facilita el cumplimiento de los plazos fijados, lo que se traduce en una mejora del servicio al cliente.


En conclusión, mejora la rentabilidad global del almacén gracias al ahorro de tiempo operativo que supone.


Riesgos de aplicar el cross docking:

- Aplicar el este método en un almacén pueden suponer un rediseño del almacén ya que es necesario reservar un espacio a la zona de acondicionamiento y entrenar al personal del almacén; lo que implica una inversión de tiempo y dinero para su adopción.

- Requiere de una integración efectiva de toda la cadena de suministro, es decir, es necesario conectar los sistemas de información con los que trabaja cada implicado en la cadena de suministro (software de gestión de almacén, de flotas…).

- Necesita de una sincronización entre oferta y demanda y de una planificación adecuada. El empleado debe de tener tiempo suficiente para la planificación de las operaciones


Entonces, ¿cuándo conviene adoptar este modelo?

1. Cuando tienes mercancías de gran volumen con demandas estables ya que su evolución puede predecirse con un pequeño margen de error con lo que se elimina la necesidad de almacenar grandes cantidades de stock de seguridad.


2. Cuando la mercancía es de rápida obsolescencia o deterioro o que deban conservarse a una determinada temperatura, como por ejemplo los alimentos.


3. Cuando los productos necesitan responder a picos de demanda con rapidez porque forman parte de promociones especiales o rebajas.


4. Cuando los artículos que tienen un alto valor y disponen de periodos ajustados de entrega.


Si deseas conocer más de este servicio ponte en contacto con Alconor, expertos en logística integral y transporte en Vizcaya. Te brindaremos la mejor estrategia de almacenaje y distribución adaptada a tu mercancía. Contáctanos al 944 071 097 o escríbenos en info@alconor.net.


Etiquetas
Compartir
Posts relacionados
Logística inversa: ¿Qué es y qué ventajas tiene para mi ecommerce?
¿Cómo elegir correctamente a tu partner logístico?
Reparto mediante drones ¿Realidad o utopía?